La despedida

Le costaba decir adiós, casi nunca lo pronunciaba, mejor musitar un hasta luego o poemizar con un hasta siempre, incluso un trivial chao era el sustitutivo del instante final.

En su mente nunca había espacio para las despedidas, siempre para los encuentros, aunque la vida le había enseñado que, invariablemente, tras uno siempre viene el otro. Venía preparándose para el momento desde hacía meses: algunos días al marcharse, se giraba y la contemplaba, después, cerraba la puerta despacio, sin hacer ruido, para no molestarla, para no hacerle daño, como un fugitivo. Pensaba que así lograría que pasado un tiempo no le acudiera la imagen en que, finalmente, tras un portazo no volviera a verla jamás.

Estaban hechos el uno para el otro, o eso pensaba él, tenían que encontrarse; de hecho, una vez hacía años la había visto durante un paseo en que detuvo el coche en seco, para contemplarla largamente, pero fue más tarde cuando sintió que se conocían desde siempre, como rememoraba deleitándose en ese instante eterno. Por eso prefería pensar que no había cabida para las despedidas, seguirían existiendo, sólo que, tal vez, no volvieran a verse nunca. En cualquier caso, ya no sería lo mismo, ella conservaría su magnífica estructura, su sólida construcción, su elegante apostura, pero su interior sería diferente, incluso su aroma, su perfume se tornaría distinto.

El día de la despedida sería muy violento, no por ella, ella era una víctima más, igual que él… era una afrenta que precisamente ese día tuvieran que estar rodeados de gente extraña, hablar con desconocidos, escuchar las peroratas y los formulismos, observar esas caras de gesto serio y adusto que no miran a los ojos, sin conseguir esconder su indiferencia y su avidez. Ya le habían avisado, incluso podría acudir la policía.

Aunque tenso, el momento de la separación era inevitable, un día u otro tendría que ocurrir, mejor estar preparado… había buscado ayuda, orientación para afrontar el proceso. Aconsejado por la asociación, decidió anticiparse al destino, al fin y al cabo, era una cuestión de dinero: “tanto tienes, tanto vales”, bueno eso era antes, otros tiempos, ahora es más veraz: “tanto vales, tanto debes”; ahí estaba el problema, ella ya no valía lo mismo, no se había deteriorado, ni sufrido ningún accidente, es más atesoraba todo su esplendor, sólo que las reglas del juego habían cambiado, había perdido más de la mitad de su valor inicial según las incomprensibles e injustas reglas impuestas.

Se decidió, era un adiós a medias, pero menos traumático, aunque igualmente doloroso, sin embargo sentía que así no la abandonaba a su suerte, tendría una segunda oportunidad, tal vez hiciera feliz a alguien, al igual que a él durante el tiempo en que habitó en ella. Prefería dejarla ahora, antes de que los separaran por la fuerza, con un mucho de suerte, alguien se quedaría con ella, quizás otro soñador o romántico, o simplemente alquien con sentido práctico y el dinero suficiente en el bolsillo, cualquiera menos un sátrapa del banco, sin corazón, sin alma, con cara de hiena y dientes sangrientos que ni siquiera la mirara y después de echarlo a él, cerrara con un sonoro portazo colocando una banda de color rojo del juzgado alrededor de la puerta.

Ese día, las nubes y los claros alternaban rápidamente, el aire soplaba con fuerza. Mientras se alejaba, la antena en el tejado se quejaba debatiéndose entre la fuerte ventolera. Una veloz y rápida ráfaga precedió a un momento de calma inusitada, no quería girarse pero la ausencia repentina de viento le hizo sentir que se había detenido el tiempo y, decidió, después de un hondo suspiro, afrontar la última visión. Su mirada se dirigió inevitablemente hacia el horrendo cartel que colgaba de la fachada, “se vende”, el viento soplaba de nuevo y en ese momento,  el letrero se agitó ondulante, como un pañuelo en señal de despedida.

A. Ferri

* Fotografía: Rafa Zubiría

http://www.rafazubiria.es/index.php?/projects/no-way-home/

vista en

http://hibernoeninvierno.blogspot.com.es/2011_10_01_archive.html

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. César Sáiz
    Abr 19, 2012 @ 20:20:18

    Me encanta.
    Ahora entiendo la angustia del protagonista. Muy bueno.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SANADOR DE PAREJAS

EL ÚNICO BLOG DEDICADO A LA COMPRENSIÓN DEL FENÓMENO AMOROSO Y A LA REPARACIÓN EFICIENTE DEL VÍNCULO ENTRE LOS GÉNEROS

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Espaciocrea : : Escritura Creativa en Valencia

Cursos y talleres presenciales de escritura creativa en Valencia. Recursos para escritores y encuentros del taller literario. Club de novela, poesía y narrativa breve. Comunidad de microrrelatos, haikus y cuentos. Desafíos lunares internacionales en Facebook y en Twitter. Espacio para compartir tus creaciones y relatos en cadena. El otro blog de Aurora Luna

Ideas de una mujer ebria

Gifs y jpgs sobre poesía

Página transversal

Pensamiento, crítica, movilización

Aprendiz de la vida

No importa si lo que escribes es bueno o malo, lo importante es que sea tuyo

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

luzsobretodo

"La vida no es un tener y conseguir, sino Ser y Convertir"

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

Facultades mentales

Crees que yo corro tras lo extraño porque no conozco lo bello, pero no, es porque tú no conoces lo bello que yo busco lo extraño. (Georg Christoph Lichtenberg) El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que se siga su rumbo. (Franz Kafka) La noche y yo hemos perdido / Así hablo yo, cobardes. / La noche ha caído y ya se ha pensado en todo. (Alejandra Pizarnik) Un artista nunca trabaja bajo condiciones ideales. Si ellas existieran, su trabajo no existiría, porque el artista no vive en el vacío. Debe existir alguna clase de presión. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte no sería útil si el mundo fuera perfecto, así como el hombre no buscaría la armonía si simplemente viviera en ella. El arte nació de un mundo que ha sido diseñado enfermo. (Andréi Tarkovski) ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz? (Frida Kahlo) Nadie está libre de decir estupideces. Lo grave es decirlas con énfasis (Michel de Montaigne)

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

textosensolfa

Textos en Solfa es el lugar de la traducción literaria, las palabras palpitantes y el prisma del lenguaje.

El trastero de mi mente

Un paseo por el pensamiento, las emociones y el arte...

Caminar por la playa

Fragmentos recogidos

Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia

El blog de Aurora Luna. Talleres de escritura creativa en Valencia. Club de lectura. Cursos de novela, poesía, cuento y narrativa breve. Recursos para escritores y herramientas para aprender a escribir en el taller literario. Reflexiones sobre creatividad y literatura. Master class, profesores, clases presenciales y seminarios de creación literaria adscritos a "LIBRO, VUELA LIBRE". Comunidad de escritores y lectores en Valencia. Dinámicas en curso y ejercicios de escritura creativa. Palabras, concursos, vuelos y encuentros literarios.

Vida de Peatón

Transeúnte, usuario del metro, pasajero de microbuses...

AKANTILADO. Literatura, pensamiento, crítica... Un blog de Irad Nieto

"Si tanto falta es que nada tuvimos", Gabriela Mistral.

A %d blogueros les gusta esto: