Atrapada

ventana

Siempre pensé que cuando me llegara la hora, mi espíritu vagaría errante por las estancias de mi vieja casa. Pensaba que deambularía como un liviano fantasma, levantando corrientes heladoras al paso de nuevos moradores, causando aspavientos y escalofríos cuando recorrieran los pasillos. Pero me quedé atrapada.

Desde aquí, gozo de un perfecto ángulo de visión: contemplo, de forma panorámica, la entrada, el salón comedor y la escalera que sube al piso superior. Es una ventaja, porque cuando algún molesto posible comprador, indefectiblemente, asoma su incauto y bobalicón semblante frente a mí, para contemplar el  jardín, entonces, ejerzo con todas mis fuerzas toda la energía que puedo desplegar desde tan estrecho enclave, y su rostro, junto con el resto de su cuerpo, incluido su alma, se hiela, de una forma inexplicable, quedando congelada la mueca aprobatoria que estaba ya a punto de desplegar con el asentimiento de cabeza ante el agente inmobiliario, sintiendo, como en ninguna otra ocasión lo percibirá en su vida, salvo a la hora de su muerte, que si da un solo paso más en su decisión de compra caerá en las profundidades del averno.

 Es todo lo que puedo hacer por ahora, estoy a la espera de que en la incipiente primavera, un día de vendaval, causado por la brusca ascensión de la temperatura ambiente y tras una copiosa lluvia que remueva las raíces del viejo olmo, éste caiga sobre la pérgola, conllevando la casualidad de que, o bien, una de las gruesas ramas, o uno de los herrumbrosos hierros de la estructura golpeen el cristal y lo rompan, resquebrajándose, para liberarme de éste encierro.

Al menos, mi incómodo cautiverio, impide que mi marido venda precipitadamente la casa. ¡Si supiera que estoy aún aquí! Hay tardes, en que creo que lo intuye, pero el humo de los cigarrillos lo confunde, esas volutas espectrales que se forman en contraste con los haces de luz de la mañana, las atribuye él a la densidad de las bocanadas. Incluso, en una ocasión, lo vi mirarme con atención, fijando su vista en un punto del vidrio, como bizco, para terminar limpiándolo con la manga de la chaqueta, pensando que una mancha de nicotina había aparecido en el cristal.

Fue batiendo aquel soufflé para la cena de nuestro aniversario, cuando bajaba las escaleras leyendo el borrador de uno de mis primeros cuentos de terror y así, sin más, me dijo que no lo esperara a cenar, cerrando tras de sí abruptamente la puerta de la entrada. Continúe batiendo, con una furia inusitada, intentando ocupar mi mente en pensamientos positivos, sin embargo no acudía a ella más que un hondo resquemor ante tal desplante y,  cuando estaba la mezcla a punto de nieve, noté que no sentía ya mi brazo, mis células eran un remolino, chocaban unas con otras caóticamente, para después ablandarse como gelatina, los huesos eran ligeros como los dulces de imitación del Día de Difuntos y todo mi ser se transformó en evanescente. El bol cayó al suelo, desparramándose su contenido por el suelo de la cocina, y yo, aturdida, presa del pánico, acudí a la luz, la luz mortecina del atardecer que inundaba el ventanal convirtiendo en sombras los muebles del salón, y sentí cómo una fuerza descomunal me absorbía a través de una junta mal sellada de silicona en el aluminio anodizado.

Soy una más de tantas personas oficialmente desaparecidas, de esas que nunca regresan, ni se obtiene pista alguna de su paradero, pero en verdad, estoy atrapada, atrapada en el doble acristalamiento climalit.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. David Rubio
    Feb 17, 2014 @ 22:47:48

    Caramba, espero que algún día pueda romperse ese cristal y pueda ser libre. Nadie merece ese destino. Un abrazo

    Me gusta

    Responder

  2. elcristalquelorefleja
    Feb 18, 2014 @ 18:01:24

    Al estar narrado en 1ª persona, ha quedado un tanto dramático, pero la intención es de un punto de ironía. En éste relato sigue flotando por ahí, aquel de Jose María Merino que te comenté, magistral, claro, en él el marido se desvanece convirtiéndose en una sombra más del hogar, percibido por la esposa a través del inigualable olor, lo leo y releo a menudo, ¡algún día conseguiré emularlo! 😉

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SANADOR DE PAREJAS

EL ÚNICO BLOG DEDICADO A LA COMPRENSIÓN DEL FENÓMENO AMOROSO Y A LA REPARACIÓN EFICIENTE DEL VÍNCULO ENTRE LOS GÉNEROS

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Espaciocrea : : Escritura Creativa en Valencia

Cursos y talleres presenciales de escritura creativa en Valencia. Recursos para escritores y encuentros del taller literario. Club de novela, poesía y narrativa breve. Comunidad de microrrelatos, haikus y cuentos. Desafíos lunares internacionales en Facebook y en Twitter. Espacio para compartir tus creaciones y relatos en cadena. El otro blog de Aurora Luna

Ideas de una mujer ebria

Gifs y jpgs sobre poesía

Página transversal

Pensamiento, crítica, movilización

Aprendiz de la vida

No importa si lo que escribes es bueno o malo, lo importante es que sea tuyo

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

luzsobretodo

"La vida no es un tener y conseguir, sino Ser y Convertir"

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

Facultades mentales

Crees que yo corro tras lo extraño porque no conozco lo bello, pero no, es porque tú no conoces lo bello que yo busco lo extraño. (Georg Christoph Lichtenberg) El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que se siga su rumbo. (Franz Kafka) La noche y yo hemos perdido / Así hablo yo, cobardes. / La noche ha caído y ya se ha pensado en todo. (Alejandra Pizarnik) Un artista nunca trabaja bajo condiciones ideales. Si ellas existieran, su trabajo no existiría, porque el artista no vive en el vacío. Debe existir alguna clase de presión. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte no sería útil si el mundo fuera perfecto, así como el hombre no buscaría la armonía si simplemente viviera en ella. El arte nació de un mundo que ha sido diseñado enfermo. (Andréi Tarkovski) ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz? (Frida Kahlo) Nadie está libre de decir estupideces. Lo grave es decirlas con énfasis (Michel de Montaigne)

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

textosensolfa

Textos en Solfa es el lugar de la traducción literaria, las palabras palpitantes y el prisma del lenguaje.

El trastero de mi mente

Un paseo por el pensamiento, las emociones y el arte...

Caminar por la playa

Fragmentos recogidos

Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia

El blog de Aurora Luna. Talleres de escritura creativa en Valencia. Club de lectura. Cursos de novela, poesía, cuento y narrativa breve. Recursos para escritores y herramientas para aprender a escribir en el taller literario. Reflexiones sobre creatividad y literatura. Master class, profesores, clases presenciales y seminarios de creación literaria adscritos a "LIBRO, VUELA LIBRE". Comunidad de escritores y lectores en Valencia. Dinámicas en curso y ejercicios de escritura creativa. Palabras, concursos, vuelos y encuentros literarios.

Vida de Peatón

Transeúnte, usuario del metro, pasajero de microbuses...

AKANTILADO. Literatura, pensamiento, crítica... Un blog de Irad Nieto

"Si tanto falta es que nada tuvimos", Gabriela Mistral.

A %d blogueros les gusta esto: