Todas las ciudades son iguales

img009

– Todas las ciudades son iguales, vista una, vistas todas –afirmó José, comercial de profesión-.

– No, perdona, todas no son iguales, son como las personas, como las plantas…Valencia es como una cebolla: está el centro, la Ciutat Vella, el corazón, el bulbo de la planta y luego, capas y más capas de avenidas, alamedas, paseos, gran vías, bulevares, autovías y viejos y nuevos cauces. Tiene, incluso, su pelambrera de estopa que nace donde años antes estaban las afueras, casi en el barrio de Ruzafa: el tallo es la Estación del Norte, y sus raicillas las vías del ferrocarril, que descienden buscando el agua del río, pero, paradójicamente, vuelven sobre sí… se retuercen de nostalgia al abandonar su ciudad, atravesándola de nuevo paralelas al mar.

El futuro Parque Central cubrirá el enmarañado cabello cual peineta gigante; un moderno parque sustituirá a una playa de vías, vagones, vagonetas, trenes en vía muerta, semáforos, palancas, raíles, gravilla y olor a morera y alquitrán. Desaparecerá el “scalextric”, mirador privilegiado donde hundir la mirada a derecha e izquierda; por un lado, vías y más vías confluyendo en el hangar diminuto que brota de la ciudad, adivinándose el calor atronador con el que envuelven a los visitantes los anfitriones de esa composición de edificios, por otro, seis o siete vías rectilíneas que se pierden en el horizonte azul entre colmenas de viviendas, la vía de escape prometedora de lejanía infinita.

Quiero viajar en el ave a Madrid cuanto antes, antes de que se entierren las vías; quiero ver todo el trayecto desde el principio hasta el final, no quiero que la pantalla de cine de mi ventanilla se quede negra y ver mi cara reflejada en el cristal; quiero ver la ciudad cuando parta y fundirme en ella cuando llegue, no quiero salir de un agujero bajo tierra como un gusano de una gran manzana.

¿Cuándo levantarán sus ojos, los viajeros del tren, de la pantalla de su ordenador? Ahora, pronto la primera vez; al llegar sienten curiosidad, viejas naves, fincas y solares se proyectan en su ventana, e inevitablemente piensan “otra ciudad más”. Pero no, no es la misma ciudad; “la luz es distinta que la de Madrid”, aprecian en otro viaje, “ese balcón con la ropa tendida secándose al sol, ¡qué colores más vivos!”, “mira ese otro, tapizado de pajareras en pleno invierno…”. Sin embargo, dentro de un tiempo, una voz de ordenador sonará en el vagón, las luces frías de su interior se encenderán, y el viajero recogerá su portátil, su tablet, su móvil, su mp5, su maletín y su abrigo, para salir de bajo tierra al asfalto de una ciudad como otra cualquiera.

***

Dedicado a mis hermanos José, a buen seguro, sería un asiduo usuario del ‘ave’ y, Cristóbal, que conducía el ‘trenet’ del Ferrocarril de Vía Estrecha de Valencia por delante del portal de nuestra casa.

A.Ferri

5.06.2011

* Imagen: ‘El molinillo’  C. Ferri

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. David Rubio
    Abr 26, 2014 @ 10:16:43

    Cada vez estoy más convencido de que el problema de la sociedad actual es que se le da más importancia al destino que al camino. Queremos todo y ya, queremos hasta la respuesta antes de plantearnos la pregunta. Muy buen relato Asun.
    Este verano pasado estuve una semana en Valencia, y me has recordado aquellos paseos. Me encantó la ciudad. ¡Totalmente distinta a Barcelona! Me chocó, por ejemplo, que el centro urbano estuviera tan alejado de la playa. Me gustó muchísimo el entramado de calles del casco antiguo y padecí al diseñador de La ciudad de las ciencias. La zona me pareció espectacular pero ¡cómo se le ocurre plantar pinos! Con lo que pega el Sol y se busca el árbol de sombra más chiquita.
    Bueno que me enrollo, ¡Féliz sábado!

    Me gusta

    Responder

    • elcristalquelorefleja
      Abr 26, 2014 @ 12:34:21

      Que bien que te gustara Valencia, a mí me encantó Barcelona cuando la visité hace años, una envidia de rectilineidad, ¡me chifló el telesférico! y el parque Güell. Lo que más me impresionó fue el zoológico, me lo había imaginado aún más enorme y me dio mucha pena cuando vi que los animales, aunque sin barrotes, estaban igualmente cautivos.

      La Ciudad de las Artes y las Ciencias es una maravilla por la luz a la que se abre, aunque no es santo de mi devoción. Yo soy más de rincones, como los paseos en el trenet hasta la playa, que tuve el privilegio de recorrer cuando la zona aún no estaba urbanizada y cruzaba las huertas hasta La malvarrosa; los oriundos de allí, aún dicen “me voy a la ciudad” pues su sentimiento es que dejan su pueblo cuando se encaminan al centro u otro barrio de Valencia.

      Muchas gracias por comentar, no te preocupes por la extensión, eres muy amable. Feliz fin de semana¡¡

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SANADOR DE PAREJAS

EL ÚNICO BLOG DEDICADO A LA COMPRENSIÓN DEL FENÓMENO AMOROSO Y A LA REPARACIÓN EFICIENTE DEL VÍNCULO ENTRE LOS GÉNEROS

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Espaciocrea : : Escritura Creativa en Valencia

Cursos y talleres presenciales de escritura creativa en Valencia. Recursos para escritores y encuentros del taller literario. Club de novela, poesía y narrativa breve. Comunidad de microrrelatos, haikus y cuentos. Desafíos lunares internacionales en Facebook y en Twitter. Espacio para compartir tus creaciones y relatos en cadena. El otro blog de Aurora Luna

Ideas de una mujer ebria

Gifs y jpgs sobre poesía

Página transversal

Pensamiento, crítica, movilización

Aprendiz de la vida

No importa si lo que escribes es bueno o malo, lo importante es que sea tuyo

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

luzsobretodo

"La vida no es un tener y conseguir, sino Ser y Convertir"

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

Facultades mentales

Crees que yo corro tras lo extraño porque no conozco lo bello, pero no, es porque tú no conoces lo bello que yo busco lo extraño. (Georg Christoph Lichtenberg) El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que se siga su rumbo. (Franz Kafka) La noche y yo hemos perdido / Así hablo yo, cobardes. / La noche ha caído y ya se ha pensado en todo. (Alejandra Pizarnik) Un artista nunca trabaja bajo condiciones ideales. Si ellas existieran, su trabajo no existiría, porque el artista no vive en el vacío. Debe existir alguna clase de presión. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte no sería útil si el mundo fuera perfecto, así como el hombre no buscaría la armonía si simplemente viviera en ella. El arte nació de un mundo que ha sido diseñado enfermo. (Andréi Tarkovski) ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz? (Frida Kahlo) Nadie está libre de decir estupideces. Lo grave es decirlas con énfasis (Michel de Montaigne)

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

textosensolfa

Textos en Solfa es el lugar de la traducción literaria, las palabras palpitantes y el prisma del lenguaje.

El trastero de mi mente

Un paseo por el pensamiento, las emociones y el arte...

Caminar por la playa

Fragmentos recogidos

Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia

El blog de Aurora Luna. Talleres de escritura creativa en Valencia. Club de lectura. Cursos de novela, poesía, cuento y narrativa breve. Recursos para escritores y herramientas para aprender a escribir en el taller literario. Reflexiones sobre creatividad y literatura. Master class, profesores, clases presenciales y seminarios de creación literaria adscritos a "LIBRO, VUELA LIBRE". Comunidad de escritores y lectores en Valencia. Dinámicas en curso y ejercicios de escritura creativa. Palabras, concursos, vuelos y encuentros literarios.

Vida de Peatón

Transeúnte, usuario del metro, pasajero de microbuses...

AKANTILADO. Literatura, pensamiento, crítica... Un blog de Irad Nieto

"Si tanto falta es que nada tuvimos", Gabriela Mistral.

A %d blogueros les gusta esto: