Juana tiene nombre de heroína,

rostro de virgen con mejillas de cera,

regueros de lágrimas como pesebres de burocracia,

pupilas candescentes con iris led de lento consumo.

 

Juana es la madre guadiana, que nos abre los ojos

buscando el escondite, nos acoje en su regazo

de corto poncho, para lavar los prejuicios y la hipocresía.

 

Juana es la perseverancia, la rebelde con causa,

el refugio de las alas cortadas, el germen de la esperanza,

la hilandera de besos.

 

Juana prófuga, Juana mediática, Juana sin miedo,

derrama lágrimas pasadas y futuras pues todos los tinteros

escolares abocan en el pantano de su pecho.

A. Ferri

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s