Poema couché

bonham carter

Siempre fuiste mi heroína,

cuando joven debutaste

siendo casi adolescente

en la mítica película

Una habitación con vistas.

Como la protagonista,

de pasado aristocrático,

atrapaste el aire fresco

con dosis de rebeldía.

.

Casi hermana y amada

con el Branagh te esposaste,

y en la ficción de la Shelley

vuestro amor no consumásteis,

pues el insidioso Frankenstein

el bodorrio os arruinó

desgajándote el corazón.

.

Del filosófico actor

al final te divorciaste

convirtiéndote en la musa

del estrambótico Burton,

aunque con él no compartes

los gustos decorativos

y para evitar los ronquidos

con millones os comprasteis

dos casitas separadas,

es lo bueno  del dinero

que cuando vienen mal dadas

no hay que andar apretujados

si pagas la calefacción.

.

Encabezas todos los rankings

contrarios a la elegancia,

para ti la alfombra no luce,

desmereces las portadas.

Aunque eso a ti te resbala

y te mantienes coherente

sin subírsete a la cabeza

éxitos, aplausos y brillos

inherentes al protagonismo.

A. Ferri

Anuncios