Musa en promoción

19392_889534471108729_8534510790672840554_n

Quería escribir poesía,

huir de la vulgaridad,

pero las tareas ingratas

me hicieron abrir una lata

de atún para la merienda,

y fue al oír ese plaf

del bote de mayonesa

cuando más me carcomía

la hoja en blanco en la mesa.

 

En busca de distracción

esas canas que me asoman

dispuesta estuve a tapar

con tinte de L’oreal y,

una cosa lleva a la otra,

el lavabo con lejía

al rato resplandecía.

 

Como la inspiración no venía

unos cuantos pases más

y el suelo como un espejo,

ahora mismo lo dejo

y me pongo a teclear…

 

El tiempo pasa volando:

¿que hay hoy para cenar?

¡que hartazgo de mediocridad!

de nuevo el estómago a llenar

y los hados por sus fueros,

no hay quien escriba decente

con tanta faena pendiente.

 

Y eso que ayer en el hiper,

danzando entre estanterías

una ahogada psicofonía

me sonó cual el jackpot

cuando oí por el altavoz:

“promoción 3 x 2

salsas Musa

para el escritor”

 

A. Ferri

 

Imagen: Vista en L’Arte delle immagini

A modo de confesión

emil cioran

A modo de confesión en Divaneos.com

“Sólo tengo ganas de escribir cuando me encuentro en un estado explosivo, enfebrecido o crispado, en un estupor metamorfoseado en frenesí, en un clima de ajuste de cuentas en el que las invectivas sustituyen a las bofetadas y a los golpes. De ordinario, la cosa comienza así: un ligero temblor que se hace cada vez más fuerte, como tras un insulto que se ha soportado sin responder. Expresión equivale a réplica tardía o a agresión diferida: yo escribo para no pasar al acto, para evitar una crisis. La expresión es alivio, venganza indirecta del que no puede digerir una afrenta y se rebela con palabras contra sus semejantes y contra sí mismo. La indignación es menos un estado moral que un estado literario, es incluso el resorte de la inspiración. ¿Y la sabiduría? Es precisamente lo contrario. El sabio que hay en nosotros arruina todos nuestros ímpetus, es el saboteador que nos disminuye y paraliza, que acecha al loco que hay en nosotros para calmarle y comprometerle, para deshonrarle. ¿La inspiración? Un desequilibrio repentino, voluptuosidad irresistible de armarse o destruirse. Yo nunca he escrito una sola línea a mi temperatura normal. Y sin embargo, durante largos años, me consideré como el único individuo sin defectos. Ese orgullo me resultó benéfico: me permitió emborronar papel. He dejado prácticamente de escribir en el momento en que, al sosegarse mi delirio, me he convertido en la víctima de una modestia perniciosa, nefasta para esa febrilidad de la que emanan las intuiciones y las verdades. Sólo puedo escribir cuando, habiéndome repentinamente abandonado el sentido del ridículo, me considero el comienzo y el fin de todo.

Escribir es una provocación, una visión afortunadamente falsa de la realidad que nos coloca por encima de lo que existe y de lo que nos parece existir. Rivalizar con Dios, superarlo incluso mediante la sola virtud del lenguaje: ésa es la hazaña del escritor, espécimen ambiguo, desgarrado y engreído que, liberado de su condición natural, se ha abandonado a un vértigo magnífico, desconcertante siempre, a veces odioso. Nada más miserable que la palabra y sin embargo a través de ella uno se eleva a sensaciones de dicha, a una dilatación última en la que uno se halla totalmente solo, sin el menor sentimiento de opresión. ¡Lo supremo alcanzado mediante el vocablo, mediante el símbolo mismo de la fragilidad! Pero lo supremo se puede también alcanzar, curiosamente, a través de la ironía, a condición de que ésta, llegando hasta el extremo de su obra de demolición, dispense escalofríos de un dios autodestructor. Las palabras como agentes de un éxtasis al revés… Todo lo que es verdaderamente intenso participa del paraíso y del infierno, con la diferencia de que el primero sólo podemos entreverlo, mientras que el segundo tenemos la suerte de percibirlo y, más aún, de sentirlo. Existe una ventaja más notable aún, de la que el escritor posee el monopolio, la de poder desembarazarse de sus peligros. Sin la facultad de emborronar páginas, me pregunto qué hubiera sido de mí. Escribir es deshacerse de nuestros remordimientos y de nuestros rencores, es vomitar nuestros secretos. El escritor es un desequilibrado que utiliza esas ficciones que son las palabras para curarse. ¡Cuántos malestares, cuántos arrebatos siniestros no he superado yo gracias a ese remedio insustancial! Escribir es un vicio del que puede uno cansarse. A decir verdad, yo escribo cada vez menos, y acabaré sin duda por dejar de escribir totalmente, pues he dejado de encontrar el menor encanto a ese combate con los demás y conmigo mismo.
Cuando se aborda un tema, sea cual sea, se experimenta un sentimiento de plenitud, acompañado de una pizca de altivez. Fenómeno más extraño aún: esa sensación de superioridad cuando se evoca una figura que se admira. En medio de una frase, ¡con qué facilidad se cree uno el centro del mundo! Escribir y venerar se dan juntos: quiérase o no, hablar de Dios es mirarle desde arriba. La escritura es la revancha de la criatura y su respuesta a una Creación chapucera.”
Emil Cioran

Humo

cortina de humo

 

Humo,

macilento

etéreo

 

Humo,

consensuado

diletante

huidizo

 

Humo,

calcinado

filisteo

 

Humo son los versos

no finalizados

que sin ser nacidos

duermen asesinados

por un sello.

 

Y los terminados,

piezas sueltas

buscando a tientas

asiento en la platea

del rompecabezas.

Cosidos con ojos

querrían ser mudos

pese a ser gritados,

de la mano van

con los inacabados.

 

Sombra lacerante

sabe camuflarse

entre conjeturas,

casi indetectable,

harto escurridizo,

siempre cavilante,

para despejarlo

basta un soplido

de tu aliento divino.

 

Humo es el pasado

como  fue el futuro,

pero no lo vemos

y ni humo tenemos.

 

A. Ferri

 

 

 

 

 

Balance

balance

 

Si la escritura es una catarsis

que mejor que hacer balance

de los logros conseguidos,

aquellos que han sido labrados

con los versos compartidos.

 

El valor de la amistad:

se puede confraternizar con

la esencia imperceptible,

aunque no medie por medio

ni una foto de perfil.

 

La tozuda perseverancia:

esa que te levanta

para que cumplas tus sueños

y pongas todo tu empeño

en continuar la labor.

 

La profunda convicción:

el amor es creación,

la pasión es el motor,

mejor mantener alejados

al odio y al resquemor.

 

Y el seguro convencimiento

de que el autoconocimiento

es la única manera

de mantenerse entera

entre las fuertes mareas.

 

Al igual que a compartir

es a lo que hemos venido aquí,

y la única manera de sobrevivir.

No sé si hay reencarnación,

paraíso celestial, ni cielo,

infierno o averno,

sólo que no hay nada más absurdo

que el afán de acaparar,

y que contra ese mal,

todavía no hay vacuna

ni pienso, la inventarán.

 

A. Ferri

Compota

tarro-cristal-luminoso

 

El tiempo se escurre inalcanzable, los días se suceden como traviesos niños juguetones que se esconden. ¿Cuántas palabras caben en un segundo? ¿Cuántos pensamientos desgajados para conseguir un zumo concentrado? Conserva de compota azucarada, que fermenta almacenada, con su sombrero de cuadros azules y amarillos. Reserva alimenticia transformada, deglutida en un instante que provoca una risa, labor agradecida inacabable que, de nuevo se hunde en el sumidero donde el universo se recrea. Compota natural, sin conservantes, ni acidulantes, así sencilla, como una verborrea incontrolable.

A. Ferri

Tiempo circular

Tiempo de...

¡Cuánta sabiduría transportada en afanosos pasos,
rayos de percepción en tu mirada arlequín!
Siempre delante, siempre delante,
cuidando a tus pequeños elefantes…
hasta que el cuerpo aguante,
hasta que el cuerpo aguante…

Siempre con paso firme, labor tras labor,
cada cosa en su sitio y todo bien limpio,
la mente despierta que de nada se arrepienta.

La cena ligera, la tensión aligera, y antes de dormir…
a escribir, con la tardía grafía de la risueña niña que aprendió
a dirigir los sueños de su vida con valentía.

Toda una vida desvelada a mano alzada
en libretas escolares quedó ocultada;
la mano compañera redujo a cenizas,
aquello que resurge en tintas indelebles,
indestructibles.

Tormentas de emociones, como ciclones,
se cuelan por resquicios incomprendidos,
uniendo retazos, como fogonazos,
buscando el amor,
buscando el amor…

Las fresas y las rosas brotan airosas en la pequeña huerta
y los humildes versos reverdecen circulares,
como el tiempo en que los que quedamos
te encontremos de nuevo,
os encontremos de nuevo…

A. Ferri

Añoranza

Vladimir Kush

De algún misterioso lugar

tomé prestadas palabras

que acudían en tropel

dispuestas a ser ordenadas:

unas veces como relato,

otras como poesía,

como crónica o como cuento,

como opinión o parodia,

igual me daba la forma.

.

El torrente se aquietó,

pasó a segundo plano…

suena el murmullo lejano,

quedaron silenciosas voces

atrapadas en papel imaginario

¡si algún día volaran de nuevo!

.

Desvestidas de entusiasmo,

afloraron sin esfuerzo,

¡de la guía generosa

viajaron con tal fuerza

que descarrilaba al ímpetu¡

Remolino incontrolable

de afilada concreción,

pugnando por despuntar

la verdadera emoción.

.

Se entregaron convencidas

de formar el paraíso,

ahora yacen dormidas,

descansan un sueño profundo,

no es la misión de la luz

deslumbrar al que acompaña,

sino mostrarle el camino.

.

A. Ferri

* Pintura: Vladimir Kush

Anteriores Entradas antiguas

SANADOR DE PAREJAS

EL ÚNICO BLOG DEDICADO A LA COMPRENSIÓN DEL FENÓMENO AMOROSO Y A LA REPARACIÓN EFICIENTE DEL VÍNCULO ENTRE LOS GÉNEROS

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Espaciocrea : : Escritura Creativa en Valencia

Cursos y talleres presenciales de escritura creativa en Valencia. Recursos para escritores y encuentros del taller literario. Club de novela, poesía y narrativa breve. Comunidad de microrrelatos, haikus y cuentos. Desafíos lunares internacionales en Facebook y en Twitter. Espacio para compartir tus creaciones y relatos en cadena. El otro blog de Aurora Luna

Ideas de una mujer ebria

Gifs y jpgs sobre poesía

Página transversal

Pensamiento, crítica, movilización

Aprendiz de la vida

No importa si lo que escribes es bueno o malo, lo importante es que sea tuyo

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

luzsobretodo

"La vida no es un tener y conseguir, sino Ser y Convertir"

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

Facultades mentales

Crees que yo corro tras lo extraño porque no conozco lo bello, pero no, es porque tú no conoces lo bello que yo busco lo extraño. (Georg Christoph Lichtenberg) El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que se siga su rumbo. (Franz Kafka) La noche y yo hemos perdido / Así hablo yo, cobardes. / La noche ha caído y ya se ha pensado en todo. (Alejandra Pizarnik) Un artista nunca trabaja bajo condiciones ideales. Si ellas existieran, su trabajo no existiría, porque el artista no vive en el vacío. Debe existir alguna clase de presión. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte no sería útil si el mundo fuera perfecto, así como el hombre no buscaría la armonía si simplemente viviera en ella. El arte nació de un mundo que ha sido diseñado enfermo. (Andréi Tarkovski) ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz? (Frida Kahlo) Nadie está libre de decir estupideces. Lo grave es decirlas con énfasis (Michel de Montaigne)

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

textosensolfa

Textos en Solfa es el lugar de la traducción literaria, las palabras palpitantes y el prisma del lenguaje.

El trastero de mi mente

Un paseo por el pensamiento, las emociones y el arte...

Caminar por la playa

Fragmentos recogidos

Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia

El blog de Aurora Luna. Talleres de escritura creativa en Valencia. Club de lectura. Cursos de novela, poesía, cuento y narrativa breve. Recursos para escritores y herramientas para aprender a escribir en el taller literario. Reflexiones sobre creatividad y literatura. Master class, profesores, clases presenciales y seminarios de creación literaria adscritos a "LIBRO, VUELA LIBRE". Comunidad de escritores y lectores en Valencia. Dinámicas en curso y ejercicios de escritura creativa. Palabras, concursos, vuelos y encuentros literarios.

Vida de Peatón

Transeúnte, usuario del metro, pasajero de microbuses...

AKANTILADO. Literatura, pensamiento, crítica... Un blog de Irad Nieto

"Si tanto falta es que nada tuvimos", Gabriela Mistral.