Estrenando futuro

zapatos nuevos

El pasado se instala como una sombra de la que es imposible desprenderse, como una invisible carga en las espaldas. La mañana en que te levantas liviano y, como un niño, estrenas zapatos, al saltar al asfalto se te pega un chicle en el calzado… y ahí está el pasado de nuevo, impertinente y pegajoso. Durante todo el día lo llevas adherido, intentando malabarismos con el pie en el estrecho margen de encierro que presta el  envoltorio de cuero; casi cojeas, apoyando alternativamente empeine, talón o punteras, con la consciente resolución de evitar ese desagradable chasquido que produce la suela al despegarse del pavimento, pero has de continuar andando… y sólo recuperarás la coordinación de movimientos, cuando logres restaurar a su estado semi original la tapa de las suelas.

A. Ferri

* Fotografía de Gerald Waller, orfanato austríaco 1946.

vista en http://www.jotdown.es/2013/08/cuando-el-fotografo-pasaba-por-alli/

Anuncios

Sin palabras

noria

Las palabras no acuden a mi mente, los sentimientos se aúpan desbocados pugnando por un sitio para subir un peldaño, las emociones he controlado. Los instantes se han hecho amigos de las prisas, las intuiciones he cobijado bajo el paraguas de lo cotidiano. El presente se acelera, corre anhelante tras la esperanza. Ya no me pertenece el futuro, el futuro es una noria de colores que rueda sola por un camino serpenteante.

A. Ferri

El calendario

calendario

Los días pasan rápido, se amontonan. Se solapan unos con otros. No forman fila, sino capas de pastel de chocolate plegadas por las presiones tectónicas. El calendario me observa, es el espía infiltrado, donado cínicamente en la cueva de Alí Baba de la banca. Tengo tantas cosas por hacer, me niego a distribuir mi tiempo: salto de tarea, en tarea al dictado de mi prisión craneal. ‘El mañana no existe’, me recuerda…, ‘el mañana no alumbrará un nuevo sol, el futuro es presente y el presente pasado’.

A. Ferri