La máquina expendedora

expendedora

En las afueras del pueblo, junto a un erial, existe un punto limpio, ese sitio moderno para reciclar. Tras carnavales, a las puertas dejaron los mozos, procedente del desmantelado teatro, un curioso artefacto que portaban a hombros como en romería.

Era una vieja máquina expendedora, desmejorada, y según dicen en la plaza los ancianos del lugar, muy portentosa: verifica de un solo vistazo amores verdaderos, emitiendo certificados de eternidad; disuelve los cálculos mentales, desprecia el valor de las cosas e inutiliza las cajas registradoras.

Con los primeros vientos de la primavera corrió la noticia y en los amaneceres se forman largas colas para obtener visados de alegría antes de ir al trabajo. Con las penas, a final de mes realiza malabares, se traga los pesares y los metaboliza. Receta golosinas de autoestima, despide empatías con indemnización, segura que no sufrirá demanda alguna. Irradia confianza para el que la eche en falta, despliega verdadera compasión. Con tanto ajetreo, de vez en cuando se lee un cartel: “vuelvo en un rato”, pues se toma sus momentos de meditación; no pide nada a cambio, tan sólo da.

 La estafeta de correos recuperó su bella misión y junto a cartas del juzgado, recibos y facturas, manda, bajo su supervisión, besos oceánicos y abrazos siderales envasados al vacío en naves espaciales. La modista, retirada, volvió a la labor, recoge los patrones todos los días en el dispensador, para coser trajes a medida hilvanados con la valía y el color del aura del que los lleva encima.

Al atardecer, muda la piel, actúa de gramola, una luz anaranjada emite de su interior y con suave música ameniza los corrillos que se forman a su alrededor organizando bailes de asombro o de rock. Se mantiene serena toda la noche, realizando duplicados de llaves sin recargo que abren mares, olvidadas por cualquier lugar.

A oídos de alcaldía llegaron los prodigios y en pleno extraordinario se decretó otorgar partida presupuestaria para su arreglo y remodelación. Los habitantes del pequeño pueblo hicieron constar su desacuerdo, más las fuerzas del orden ejecutaron por sentencia judicial la fatídica reforma, escoltando una mañana al técnico asesor que colocó un moderno chip en su interior…desde ese día repite melancólica una irritante locución y… a cambio de unas míseras monedas, vende tabaco.

A. Ferri

Abrir la boca

bandada

Las miserias se ocultan, las miserias son como inocentes niños que juegan al escondite, siempre encuentran un pretexto para ocultar su vergüenza y más las recién sucumbidas, se disfrazan con depresión, y se encierran en casa para que nadie las vea, con la perdida esperanza de que, al creerse invisibles, tal vez se desvanezcan. Un día abrirán la boca y no dejarán de gritar. Chillarán tanto y tan fuerte como puedan, hasta que rompan los cristales de los acuarios, hasta despegar uno por uno los relumbrantes mosaicos de los costosos nuevos monumentos, como el trencadís del Oceanográfico; hasta que estallen en pedazos los leones del Congreso, con sus fauces abiertas y amenazadoras, custodiando las balas de cañón con que se libra la batalla de la economía todos los días con los reales decretos, edictos, reglamentos y ordenanzas; hasta que restallen las pantallas de plasma con la ayuda de su carga de mentiras, cinismo e hipocresía; hasta que sofoquen todos los incendios provocados y las cenizas grises inunden las casas de lujo de los gobernantes que los inician. De momento las bocas de las miserias se mantienen cerradas, para que no entren las moscas, mosquitos o las abejas, desaparecidas también por arte del cambio climático, que salen en bandadas de sus refugios al abrir la tapa de los contenedores de basura donde depositamos los desperdicios de nuestra mascada y deglutida impotencia, formando un volador aguijón compuesto de miles de individuos que intentan dar en la diana de los podridos corazones de los que se hartan de comer con el hambre de otros.

A. Ferri

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Espaciocrea : : Escritura Creativa en Valencia

Cursos y talleres presenciales de escritura creativa en Valencia. Recursos para escritores y encuentros del taller literario. Club de novela, poesía y narrativa breve. Comunidad de microrrelatos, haikus y cuentos. Desafíos lunares internacionales en Facebook y en Twitter. Espacio para compartir tus creaciones y relatos en cadena. El otro blog de Aurora Luna

Ideas de una mujer ebria

Gifs y jpgs sobre poesía

Página transversal

Pensamiento, crítica, movilización

Aprendiz de la vida

No importa si lo que escribes es bueno o malo, lo importante es que sea tuyo

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

luzsobretodo

"La vida no es un tener y conseguir, sino Ser y Convertir"

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

Facultades mentales

Crees que yo corro tras lo extraño porque no conozco lo bello, pero no, es porque tú no conoces lo bello que yo busco lo extraño. (Georg Christoph Lichtenberg) El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que se siga su rumbo. (Franz Kafka) La noche y yo hemos perdido / Así hablo yo, cobardes. / La noche ha caído y ya se ha pensado en todo. (Alejandra Pizarnik) Un artista nunca trabaja bajo condiciones ideales. Si ellas existieran, su trabajo no existiría, porque el artista no vive en el vacío. Debe existir alguna clase de presión. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte no sería útil si el mundo fuera perfecto, así como el hombre no buscaría la armonía si simplemente viviera en ella. El arte nació de un mundo que ha sido diseñado enfermo. (Andréi Tarkovski) ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz? (Frida Kahlo) Nadie está libre de decir estupideces. Lo grave es decirlas con énfasis (Michel de Montaigne)

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

textosensolfa

Textos en Solfa es el lugar de la traducción literaria, las palabras palpitantes y el prisma del lenguaje.

El trastero de mi mente

Un paseo por el pensamiento, las emociones y el arte...

Caminar por la playa

Fragmentos recogidos

Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia

El blog de Aurora Luna. Talleres de escritura creativa en Valencia. Club de lectura. Cursos de novela, poesía, cuento y narrativa breve. Recursos para escritores y herramientas para aprender a escribir en el taller literario. Reflexiones sobre creatividad y literatura. Master class, profesores, clases presenciales y seminarios de creación literaria adscritos a "LIBRO, VUELA LIBRE". Comunidad de escritores y lectores en Valencia. Dinámicas en curso y ejercicios de escritura creativa. Palabras, concursos, vuelos y encuentros literarios.

Vida de Peatón

Transeúnte, usuario del metro, pasajero de microbuses...

AKANTILADO. Literatura, pensamiento, crítica... Un blog de Irad Nieto

"Si tanto falta es que nada tuvimos", Gabriela Mistral.

El Gris de los Colores

Poesía y Maternidad