La juventud

Atrapasueños, Michael Chevall

 

En tus ojos llameaba el esplendor de la hierba recién cortada

y tus labios formaron el óvalo de un grano de café

lanzando al viento un corazón de humo aventado por la palma de tu mano;

el amor está en el aire, musitabas, siguiendo el rastro

del  aroma colombiano de una muchacha de veintipocos años

-tal belleza que exorciza materia y mente desincronizados-.

Y, sí, mirar está al alcance de la mano, cuando voltea imprevisible el pasado

fulgurando el tiempo que se esconde entre los huesos cansados.

Tu corazón luego llora en un regazo de cebolla y brota poesía

de la comisura de tu boca, efímera, inaprensible, como el paso de los días.

 

Asun Ferri

 

“La edad no protege del amor, pero el amor protege de la edad.”.
Jeanne Moreau

 

*Pintura “Atrapasueños” de Michael Chevall

Anuncios

Embargo de amor

Encontrar la imagen perfecta para una prosa o poema, es una satisfacción, más grande, aún si cabe, que la euforia de terminarlo. Gracias a La poesía no muerde, Embargo de amor reposa a la espera de una imagen, anverso y reverso de una postal sin dirección, ni código postal.

LA POESÍA NO MUERDE

Ahora que los años lo van gastando,
con el velo manido de la memoria de antaño
y el calculado aliento, antes espontáneo,
intentas frotar el brillo imaginario
a las perdidas fotos de abrazos instantáneos,
aquellas que exigíamos con descaro
a los turistas de chancletas en otoño,
orondos de sopor y aburrimiento.

Y de entre sus improntas de monumental tedio,
con insistencia, por unas monedas a cambio,
junto con una dirección en papel blando,
les exhortábamos –promesa en vano-
a cumplir el encargo tras inmortalizarlo:
devolvernos el amor ahora que
los años van pasando…
y sólo se reciben avisos de embargo
en el buzón de aquella casa
que hace tiempo abandonamos.


Asun Ferri (Valencia, España)

www.patadeelefanta.wordpress.com


Ver la entrada original

Entropía

Salvador Dali - Galatea de las Esferas. 1952

 

Se ejecutan las sentencias,

se desvisten los pronósticos,

¿aciertan las profecías?

¿Es la vida un recorrido

por una única vía?

 

Desde la cuna vacía

emprendes los movimientos

¿grabados en el adn?

siempre con comedimiento

y dosis de rebeldía.

Lo que anticipaste un día

eternamente revives,

tal vez ahora diseñes

entramados del mañana.

 

Creías que andabas despierto

tratando de alejar el caos

casi al borde del colapso,

hasta que una noche invocaste

alzando al cielo tu aliento

a las fuerzas invisibles:

los luceros, las estelas,

los cometas, los triángulos

del firmamento

para que alumbraran tus sueños.

 

Con la sintonía de Bach

se alinearon los planetas

y en la plaza circular

te sumaste a la corriente

junto al corazón del mundo

que latía acompasado.

 

Fue magnética vibración

alimento del sediento,

plegaria, oración

o críptica canción de rock

de ondulante movimiento.

Lo que permanece quieto

también genera entropía.

 

El genuino equilibrio

está en ti, está aquí,

está en todo lo que nos rodea,

está en la geometría

y el diseño del universo,

está en tender una mano

sin esperar recompensa.

 

A. Ferri

 

* Imagen: Galatea de las Esferas – Salvador Dalí

 

 

Compota

tarro-cristal-luminoso

 

El tiempo se escurre inalcanzable, los días se suceden como traviesos niños juguetones que se esconden. ¿Cuántas palabras caben en un segundo? ¿Cuántos pensamientos desgajados para conseguir un zumo concentrado? Conserva de compota azucarada, que fermenta almacenada, con su sombrero de cuadros azules y amarillos. Reserva alimenticia transformada, deglutida en un instante que provoca una risa, labor agradecida inacabable que, de nuevo se hunde en el sumidero donde el universo se recrea. Compota natural, sin conservantes, ni acidulantes, así sencilla, como una verborrea incontrolable.

A. Ferri