Es un clamor

.

Cuando me vence el sueño y en un instante…

me alejo, se apoderan de mis pensamientos

unos seres incorpóreos que antes o después

de mí existieron, que tal vez traigan

mensajes, lecciones o secretos,

imágenes, parábolas o cábalas,

con efímero significado disueltos por los primeros rayos…

y es en la noche cuando se apaga el ruido del mundo

donde habitan las verdades y mentiras

que conjugamos con malabarismos día tras día.

.

Se suceden las corruptelas, los contagios y las incompetencias,

hasta que cada uno examine en silencio su conciencia…

y le dé la vuelta…, desenfunde el relleno de la almohada

donde reposa su inocencia, y retire las sábanas blancas

incólumes de sueños y esperanzas, de vida libre sin trampas.

Caen los peones en las zanjas, caen enfermeras, conductores,

aviadores, se preparan los drones para el asesinato a distancia,

en el mismo mes mueren los hombres que perpetúan

el esclavismo de antaño, los botines, los alvárez, los boyeres:

ni con dieta de sardinas, ni enfundado en pana fina, sabe igual

el café en vaso de vidrio que en porcelana de China.

.

Es un clamor en el mundo, la hipocresía, la incoherencia,

el despotismo anunciado, la codicia, la inmundicia

que rodea al democrático estado o a la dictadura abyecta,

corre ya de boca en boca el desvelo del secreto,

que la vida es más sencilla de lo que la hacen ellos,

doctorados en problemas que inoculan en las venas,

expertos en sólo mostrar la imposibilidad de supervivencia

si no es en feroz competencia,

y de tan baja catadura, ni atisbo de inteligencia,

para ejecutar la sentencia, sutil mensaje de advertencia:

“muerto el perro, se acabó la rabia”

A. Ferri

Pinturas surreales de Joel Rea

Adiós Excalibur, ánimo Teresa¡¡

«La voluntad, saliendo de la noche de la inconsciencia
para despertar a la vida, se siente como individuo
dentro de un mundo sin fin ni fronteras, en medio de otros
innumerables individuos, todos anhelando, penando y errando,
y como después de un ensueño angustioso, se refugia de nuevo
presurosa en la antigua inconsciencia»: A. Schopenhauer

* Imagen: Pintura surrealista de Joel Rea

Anuncios

Mirillas telescópicas

democracia-rifle

¿Qué es la memoria de una generación?

¿Quién baraja los recuerdos?

¿Quién impide que se abran las cunetas y abracemos a los nuestros?

¿Quién publica, discrimina, difunde y crea opinión?

¿Dónde enterramos  los sueños, el coraje y el valor?

 

Estamos a tan sólo un respiro de una lucha fratricida,

del hambre y del dictador.

Nos colaron democracia, movida, drogas y rock and roll,

progreso, desarrollo y neoliberalismo a go gó,

a cambio de anestesiarnos, complacientes y creídos

en el gran sueño español.

 

Las torres despedazaron,

las estatuas derribaron,

bibliotecas incendiaron,

de vallas nos rodearon

para proteger nuestro estatus

de la amenaza exterior,

compramos nosotros mismos

pantallas multicolor

para huir de  la miseria

que avanza a nuestro alrededor.

La carcoma ya corroe

nuestra nariz de Pinocho.

 

Las balas de la economía

silban a nuestro alrededor

y seguimos ateridos,

más muertos que vivos,

mendigando un bocadillo

para volver al caparazón.

 

De nuevo emigran nuestros hijos,

mientras ellos se reparten

lo que queda del cortijo.

Ya está sentenciado el futuro,

ya está borrado el pasado,

el juicio está amañado,

la condena inapelable:

nos disparan con mirillas,

sin mirarnos a la cara,

ahora desde los escaños.

 

La supuesta democracia

hace poco fue entregada

en flagrante coalición

tras un amigable apretón.

¡Tan ciegos estamos

para seguir ésta farsa!

 

A. Ferri